Editor: emilio palacio


17 de julio del 2005

Emilio Palacio publica el artículo Bocazas, en el que critica al entonces ministro de Finanzas Rafael Correa por la excesiva imprudencia en sus declaraciones a los medios de comunicación. El artículo provoca el enojo del ministro, que informa de su malestar al presidente Alfredo Palacio González, hermano del periodista. Más adelante Rafael Correa dirá, en varias ocasiones, que no le contestó a Palacio solo por consideraciones al primer mandatario. 

19 de mayo del 2007

Cuatro meses después de asumir el poder, el presidente Rafael Correa invita a varios periodistas a un debate público en Quito. Correa se burla de la afirmación de que las palabras tienen varios significados, llama "promiscuo" al periodista Carlos Jijón (con el pretexto de que usa el término como sinónimo de "desordenado"), invita al público a gritar "verga" (término con el que se designa al mástil transversal de los veleros) y manda a los periodistas "a la casa de la v". Cuando le llega su turno, Emilio Palacio critica la actitud del primer mandatario durante la crisis bancaria de fines de los años ochenta. Correa se queja entonces de que el periodista lo interrumpe y ordena a la guardia presidencial que lo expulse. Luego de que Palacio se retira, Correa menciona el artículo Bocazas y concluye: “Si no fuera presidente le hubiera respondido hace rato de otra forma, agradezca que soy presidente”.

24 de mayo del 2007

Rafael Correa y el ministro de Educación almuerzan en el Palacio de Gobierno ante las cámaras de televisión con estudiantes del colegio Andrade Marín de Quito que participaron en el programa semanal del 19 de mayo para que los jóvenes expliquen que fueron los periodistas y no los estudiantes los que repitieron la palabra “verga” cuando el presidente preguntó cómo se llama el mástil transversal de los veleros. El presidente les dice a los estudiantes: “El único que perdió la compostura en esa cadena fue este señor [Emilio Palacio], se puso a pelear con ustedes, con los estudiantes, los ofendió, me ofendió a mí. Díganselo a la prensa que es incapaz de tener algo de autocrítica… Señores periodistas… ustedes deben ser la opinión pública, deben ser la conciencia nacional, no mientan”.

26 de mayo del 2007

Rafael Correa sobre Emilio Palacio: "Lo tengo que hacer sacar porque con ese majadero no se podía continuar dialogando. ¿Y qué es esto?, por arte de magia, por ósmosis, un majadero se convierte en un valiente periodista sacado por un presidente aspirante a dictador. Cómo tergiversan la realidad".

28 de julio del 2007

Rafael Correa: “¿Sí saben quién dirige este diario?, ¿quién lo maneja? No los Pérez [diario El Universo es propiedad de los hermanos Pérez], que son buena gente. Lo maneja un envenenado que no puede ocultar su odio por mí, que lo boté. Me odia desde que yo era ministro de Economía. Lo boté por majadero de una cadena radial. Lo hice sacar con la policía por malcriado. Este tipo no puede ocultar su odio contra mí”.

4 de agosto del 2007

Rafael Correa sobre Emilio Palacio: "… comparte el color de sangre con los tiburones, es decir, negra".

15 de septiembre del 2007

Rafael Correa acusa a El Universo de tener una “doble moral” pues cuando fue ministro de Economía, el entonces presidente Alfredo Palacio González lo “obligó” a designar Director del BID a su hermano Gustavo Palacio Urrutia. El presidente agrega: “Seguramente [El Universo] no dijo nada porque Emilio Palacio, el que mueve todas estas porquerías, es su
hermano”.

12 de julio del 2008

Rafael Correa: "Y viene este pobre enfermo. Emilio Palacio está hasta con una foto mía; créanme que ya creo que es un desorden hormonal del pobre hombre [...]. Que no sea ridículo [...]. Pero para que vean hasta dónde llega la miseria humana de esta gente [...]. Pero es este envenenado; los Pérez, pues esos Pérez Barriga, pobrecitos, ni se aparecen por el diario, es este hombrecito de aquí, pequeñito de cuerpo, alma y espíritu, y mente, Emilio Palacio, que sólo destila odio. Vive para demostrar lo malo que es el presidente. En psicología eso se llama psicología proyectiva, me parece: cuando se odia tanto a los homosexuales es que en el fondo se quiere ser homosexual; cuando se odia tanto al presidente es que este pobre enano quiere ser presidente, pero nunca va a llegar ni a presidente del comité de padres de familia de la escuela del hijo, porque todo el mundo lo detesta. Ha logrado unir al país: a todo el mundo le cae mal".

13 de septiembre del 2008

Rafael Correa: “No lean esta porquería de diario, esto no sirve para nada; peor, ahí escribe Emilio Palacio, ese hombre escribe solo veneno...".

10 de enero del 2009

Rafael Correa desde Cuba: "Por ahí hay algunos que me quieren acusar de que les dije bestias salvajes. Realmente lo dijo Tony Blair, pero tengo que confesar que personas como Emilio Palacio ni a bestias salvajes llegan, a lo sumo a bichitos fastidiosos".

7 de marzo del 2009

Rafael Correa: "Cuando nos insulten los Lucio Gutiérrez [ex presidente de la república], los Carlitos Vera [periodista], los Jorgito Ortiz [periodista], los Emilio Palacio, aquí está nuestra respuesta", y lee el poema “No todo insulto es agravio”: "Si un can me muerde con furia / lo siento, mas no me inmuto / porque él, como todo bruto / lastima pero no injuria. / Y fuera tamaño yerro / que dando a mi enojo rienda / trabase ruda contienda / con el infeliz del perro". Luego dedica otro poema exclusivamente a "Emilito Palacio, que no se pierde uno solo de estos informes, porque yo nunca leo las porquerías que escribe": Añade que "Emilito" Palacio y el ex vicepresidente León Roldós le llevan ventaja, "porque ellos escuchan todo lo que digo, y yo nunca leo las basuras que escriben".

8 de marzo del 2009

Rafael Correa: "Yo a este señor Emilio Palacio, conocí de su existencia en el del 2005, cuando como ministro de Economía sacó un editorial “Bocazas”. Lean ese editorial. Para un padre de familia, un profesional, lo ofensivo, lo insultante que es. Que yo le tuve que decir al presidente [Alfredo] Palacio, que es el hermano: Presidente, no le respondo solo en consideración que es su hermano".

13 de marzo del 2009

Emilio Palacio entrega en la Gobernación del Guayas una carta para Rafael Correa en la que denuncia un correo electrónico que recibió días atrás amenazando a su hijo  menor, en ese entonces de cinco años: “Acuérdate que ese es el señor presidente, que la autoridad se respeta, o te gusta que vayan a tu casa a putearte a ti, a tu mujer o al mocoso que tienes”.

20 de junio del 2009

Rafael Correa repite la acusación de que Emilio Palacio no “denunció” la designación de su hermano Gustavo Palacio para un puesto en el BID durante el gobierno de Alfredo Palacio: "Aquí, como siempre los buitres, enseguida a saltar; esa es su pequeñez de alma, se sienten sucios y tratan de ensuciar al resto [...], vamos a ver qué dijo este señor cuando su hermano, el presidente Alfredo Palacio, puso a su hermano Gustavo Palacio en el puesto de mayor sueldo en el sector público. [...] ¿Qué dijo Emilio Palacio? ¿Ustedes leyeron algo que escribió Emilio Palacio? [...] Ahí no dijo esta boca es mía".

25 de julio del 2009

Rafael Correa incluye a Emilio Palacio en un grupo de periodistas a los que califica de "gente venenosa".

27 de agosto del 2009

Emilio Palacio publica en El Universo su artículo “Camilo, el matón”, en el que critica a Camilo Samán, principal de la Corporación Financiera Nacional, banco del estado, a raíz de un mitin realizado el día anterior por decenas de personas ante las instalaciones del diario. En el mitin se apoyó a Samán y se profirieron amenazas e injurias contra El Universo por difundir información sobre índices de morosidad de los microcréditos de la CFN. En horas de la tarde, en la página web de El Ciudadano, periódico del gobierno, Camilo Samán critica a Palacio pero anuncia que no lo demandará.

29 de agosto del 2009

En su programa semanal Rafael Correa le da la palabra a Camilo Samán para que se refiera al artículo “Camilo, el matón”. Correa lo interrumpe para decir: "Demándalo, demándalo". Agrega: “Este señor se mete otra vez con mi familia, me tendrá que responder algún día. Está jugando con fuego. Que venga a decírmelo hombre a hombre, a ver si se atreve”. 

1 de octubre del 2009

Siguiendo las instrucciones del presidente de la república, Camilo Samán presenta ante el Juez Segundo de Garantías Penales del Guayas una querella por injurias contra Emilio Palacio.

14 de octubre del 2009

Camilo Samán inicia otra demanda contra Emilio Palacio por daño moral ante el Juez Vigésimo Octavo de lo Civil del Guayas, en la que pide dos millones de dólares.

19 de diciembre del 2009

Rafael Correa anuncia el concurso para elegir "La cantinflada del año" y presenta caricaturas de los periodistas Emilio Palacio, Carlos Vera, José Hernández y Jorge Ortiz. A Palacio lo nomina por su artículo “Camilo, el matón”. A los pocos días (31 diciembre del 2009) informa los resultados. Emilio Palacio ocupa el último puesto. Correa expresa: "Miren que ni para esto sirve, ni en esto le hacen caso".

9 de enero del 2010

Rafael Correa llama "pasquín" a El Universo por un editorial que denuncia que los supuestos “comités ciudadanos” del gobierno no serán sino "bandas de garroteros". Al poco rato un grupo de personas que se identifican con Alianza PAIS bloquea el ingreso al medio de comunicación y protesta por el editorial.

22 de marzo del 2010

Se realiza la audiencia en el Juzgado Segundo de Garantías Penales de la Corte de Justicia de Guayaquil por el juicio de Samán contra Palacio. El 26, la jueza Alicia Arguello informa que ha impuesto una pena de tres años de prisión y el pago de diez mil dólares a Palacio.

23 de marzo del 2010

Rafael Correa: “¿Hasta cuándo? Acaso la libertad de expresión es insultar, calumniar, difamar. Me parece muy bien. Todos los ciudadanos deberían hacer eso, [Samán] se está enfrentando con el poder más grande que tiene el país”.

31 de marzo del 2010

Camilo Samán apela la sentencia de tres años de prisión y solicita que se la incremente a cinco años.

3 de abril del 2010

Rafael Correa asegura que Samán “está haciendo historia” con el juicio contra Palacio.

8 de abril del 2010

Carlos Vera convoca a un mitin que reúne alrededor de 3.000 personas en Guayaquil en apoyo a Emilio Palacio .

14 de abril del 2010

Rafael Correa asegura que muchos funcionarios públicos son víctimas de los "sicarios de tinta" y llama a todos los ciudadanos a demandarlos. Menciona como ejemplo a Emilio Palacio.

4 de junio del 2010

Camilo Samán dice que perdona a Emilio Palacio para cumplir una promesa a su padre que falleció meses atrás y que retirará la demanda.

20 de julio del 2010

Francisco Arellano Raffo publica en el diario estatal El Telégrafo un artículo en el que acusa a “Oilime Oicalap” (si se invierten las letras de “Oilime Oicalap” se leerá “Emilio Palacio”) de “pobre diablo”, “tonto, alegre y despreocupado, inservible”, “borrego”, “pelotudo carnero”, “malandrín” de “asquerosas manos”, “payado amargado de circo pobre”. 

15 de julio del 2010

En la edición de la segunda quincena de julio, el periódico estatal El Ciudadano reproduce algunas frases del artículo de Francisco Arellano y de la carta de un ciudadano que acusa a Emilio Palacio, que concluye que habría que “desbaratar toda esta red de infamias y basura de noticias que recibimos de enfermos mentales antipatria, haciéndose pasar por periodistas. Antes de escribir, aprende a leer, ignorante”.

28 de agosto del 2010

Rafael Correa acusa en una cadena nacional a Emilio Palacio de “vulgar empleado” de los grandes medios de comunicación y agrega: “Por la plata baila el perro, y por el oro, perro y perra, y lo que se hace algunas veces por un mendrugo de pan es increíble”.

30 de septiembre del 2010

La tropa de la policía protagoniza una rebelión por reclamos laborales. Rafael Correa asegura que se trata de un intento de golpe de estado, que lo secuestraron e intentaron asesinar. Ordena que las fuerzas armadas lo rescaten, lo que deja como saldo una decena de muertos.

18 de octubre del 2010

El Fiscal de lo Penal del Guayas solicita a El Universo, por pedido del abogado Gutemberg Vera, que identifique al autor del artículo “Patria o muerte, perderemos”, firmado por Emilio Palacio y publicado el 23 de septiembre del 2010. Vera fundamenta su pedido en la acusación de que Palacio supuestamente lo injurió. En el mismo escrito involucra a El Universo por “asociación ilícita” para “falsear la verdad en el documento privado llamado diario”, lo cual constituye “una concurrencia de delitos de acción pública”. Ese mismo día, el programa La Verdad, que se transmite por EcuadorTV, canal de televisión del estado, evalúa los acontecimientos del supuesto intento de golpe de estado del 30 de septiembre y llama la atención sobre la “curiosa advertencia del periodista Emilio Palacio quien la misma mañana del 30 de septiembre publicó un editorial poco menos que apocalíptico” que “enmarcaba a la perfección el intento de golpe de estado”. El artículo de Palacio “El hacha de RC” advirtió que “negros nubarrones se avizoran sobre el escenario político nacional”. Con ese motivo el programa pregunta: “¿Cómo hizo Palacio para ver el futuro? ¿Será que esto también es una simple coincidencia?”. A los pocos días el programa se retransmite en el canal TC, también del gobierno.

18 de noviembre del 2010

Una cadena oficial de radio insiste en la supuesta vinculación del artículo “El hacha de RC” con el supuesto intento de golpe de estado del  30 de septiembre.

21 de noviembre del 2010

Emilio Palacio publica el artículo “No hagas nada”, en el que denuncia que Gutemberg Vera solicitó a la Fiscalía que lo investiguen. Al día siguiente Vera escribe a El Universo para aclarar que “jamás me he acercado a la fiscalía a exigir absolutamente nada que tenga que ver con los hechos de marras inventados por el Sr. Palacios (sic), que lo único que demuestra es que forja circunstancias que nunca existieron, para pretender aparecer como víctima, lo cual es propio de los cobardes, farsantes y mentirosos”. El trámite jurídico por esa denuncia no continuó.

17 de diciembre del 2010

Emilio Palacio acude ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para presentar una queja contra el estado ecuatoriano por la violación de sus derechos.

6 de febrero del 2011

Emilio Palacio publica el artículo "NO a las Mentiras", en el que, al concluir, afirma: “El Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto [de los implicados en la sublevación del 30 de septiembre], en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”.

12 de febrero del 2011

Rafael Correa anuncia en su cadena de los sábados que enjuiciará a “un periodista” cuyo nombre no dice pero al que califica de “tipejo” que “distorsiona” los acontecimientos del 30 de septiembre.

19 de febrero del 2011

En su programa de los sábados del presidente de la república se transmite un video en el que se acusa de corrupción a los medios de comunicación que no son gobiernistas y a varios periodistas, incluyendo a Emilio Palacio, por oponerse al intento de aprobar en una consulta medidas para controlar a los medios.

28 de febrero del 2011

Fernando Alvarado, secretario general de Comunicación: “un sicario de tinta por ejemplo es Emilio Palacio. Sicario de tinta es la persona que escribe, autoriza o financia los editoriales de El Universo”. Agrega que “Los de [la revista] Vanguardia, los de El Universo, son verdaderos sicarios de tinta, eso significa que matan la honra, asesinan la honra, por interés, asesinan la verdad, por interés, interés comercial, por eso son mercaderes de la información también”.

21 de marzo del 2011

El presidente Rafael Correa presenta una querella penal contra Carlos, César y Nicolás Pérez, directivos de El Universo, contra la compañía anónima El Universo que edita el diario, y contra Emilio Palacio, editor de Opinión, acusándolos de injuria calumniosa por el último párrafo del artículo “NO a las mentiras” del 6 de febrero del 2011. El primer mandatario pide tres años de cárcel para los cuatro acusados más una indemnización total de 80 millones de dólares. Ese mismo día Correa
declara en una radio que “será un hito en la historia ecuatoriana” enjuiciar a los directivos de diario El Universo y a Emilio Palacio.

1 de abril de 2011

Correa declara que no solo demandó a Emilio Palacio sino también a El Universo y sus directivos porque “no podemos ir con los payasos, tenemos que ir con el dueño del circo”.

6 de abril del 2011

Camilo Samán, presidente de la estatal CFN, apoya la demanda de Correa contra Emilio Palacio y se refiere a la “pobreza mental” del periodista. Agrega que “lamento que el perdón que se le dio… no haya tenido ningún resultado”. Lo califica también de ser “un hombre que está descontrolado, que está fuera de sus cabales”.

8 de junio del 2011

El canal estatal TC Televisión entrevista al ex diputado socialcristiano Rafael Cuesta, quien acusa a Emilio Palacio de llevar a El Universo a la destrucción.

22 de junio del 2011

Rafael Correa vuelve a criticar en su programa sabatino a Emilio Palacio, a quien llama "pobre hombre".

29 de junio del 2011

El canal oficial GamaTV critica la participación de Emilio Palacio en una conferencia en Washington organizada por la National Endowment for Democracy. El locutor lo acusa de ser "el mayor enemigo desde el famoso diario El Universo, el mayor fabricante de los Zetas".

1 de julio del 2011

La jueza encargada Mónica Encalada convoca a la audiencia de juzgamiento de Emilio Palacio, El Universo y sus directivos, sin permitirle a Palacio que presente ninguna de las pruebas que solicitó el 7 y 10 de junio anterior. Se autoriza al acusador, en cambio, a solicitar que se informe qué bienes y propiedades poseen los acusados, sus transferencias de dinero y los gastos de sus tarjetas de crédito internacionales.

7 de julio del 2011

Emilio Palacio presenta su renuncia irrevocable a diario El Universo, en un intento de salvar a la institución.

11 de julio del 2011

El abogado del presidente, Alembert Vera, denuncia que El Universo le subió el sueldo a Emilio Palacio de 2.000 dólares a más de 10.000 dólares en año y medio para que injuriar al gobierno.

19 de julio del 2011

Se realiza la audiencia de juzgamiento a los acusados en el juicio de diario El Universo. Soldados armados y con uniforme de combate se toman el edificio. La policía cerca el lugar. Una muchedumbre de simpatizantes del gobierno grita a favor de Rafael Correa. No se permite ingresar a los ciudadanos que simpatizan con el diario o el periodista. Al salir Emilio Palacio, le lanzan objetos e intentan agredirlo. Un grupo de policías lo protege y lo acompaña varias cuadras hasta la oficina de su abogado León Roldós, mientras los correístas lo siguen e insultan.

20 de julio del 2011

En un plazo inexplicablemente corto el juez Juan Paredes dicta sentencia condenando a Emilio Palacio y a los directivos de El Universo a tres años de cárcel y a una multa de 30 millones de dólares. El magistrado, que recibió el proceso la mañana anterior –horas antes de la audiencia-, estudia el extenso proceso y redacta una sentencia de 156 horas en el breve plazo de 25 horas apenas. Según Paredes, usó un escáner y de allí su rapidez. A los pocos días los acusados piden la nulidad del proceso y apelan la sentencia.

28 de julio del 2011

The Washington Post expresa su alarma por el juicio de Rafael Correa contra Emilio Palacio y diario El Universo afirmando que un "Autócrata de Ecuador arremete contra la libertad de los medios".

29 de julio del 2011

Se difunde una cadena nacional de medios, financiada con fondos públicos, contra El Universo, sus directivos y Emilio Palacio, defendiendo el punto de vista de Rafael Correa Delgado. La cadena nacional se repite varias veces en días siguientes.

5 de agosto del 2011

El proceso pasa en segunda instancia a la Segunda Sala de lo Penal, integrada por los magistrados Primo Díaz, Juan Carrión y Eduardo Guerrero. Ninguno de los tres dictará sentencia. Ocho jueces se suceden en el caso en los días siguientes.

17 de agosto del 2011

Emilio Palacio entrega al Fiscal del Guayas Antonio Gagliardo un video en el que se muestra a Rafael Correa, la mañana del 30 de septiembre del 2010. El primer mandatario había asegurado varias veces, incluso bajo juramento, que acudió ese día al Regimiento Quito creyendo que los policías estaban mal informados y que con su explicación el malestar en la tropa desaparecería. Sin embargo, en el video se observa cómo Correa, antes de ingresar al cuartel de policía ya los acusaba de “traidores a la Patria”, lo que lo vuelve reo de perjurio.

19 de agosto del 2011

El Fiscal General del estado, Galo Chiriboga, amigo personal de Correa, convoca a Emilio Palacio a través de los medios de comunicación para que proporcione el nombre de la persona que le entregó el video del 30 de septiembre del 2010. Agrega que el video nada tiene que ver con las investigaciones periodísticas de Palacio puesto que se trata de un asunto judicial. Con ese argumento se adelanta a negarle el derecho constitucional a guardar la reserva de la fuente y prepara el terreno
para ordenar que se lo detenga para "investigar" su supuesta participación en la difusión de rumores falsos y desestabilizadores.

24 de agosto del 2011

Emilio Palacio abandona el Ecuador con destino a Miami, Estados Unidos, advirtiendo que teme por su seguridad ante el llamado del Fiscal General.

31 de agosto del 2011

El Fiscal Distrital del Guayas, Antonio Gagliardo acoge un pedido de El Universo e inicia una indagación previa contra el juez temporal Juan Paredes por la sospechosa rapidez con que redactó la sentencia condenatoria.

6 de septiembre del 2011

Los abogados de El Universo dan a conocer un análisis técnico del disco duro del Juzgado Décimo Quinto Penal del Guayas, obtenido mediante orden judicial, según el cual la sentencia del juez Paredes no fue redactado en su computadora sino en otra que utiliza una versión ilegal del sistema Windows denominado Chucky Seven. El texto fue luego introducido en la computadora de Paredes mediante una memoria digital portátil.

7 de septiembre del 2011

Hernán Rodríguez Castelo, Miembro de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, Correspondiente de la Real Academia Española, la Academia Norteamericana de la Lengua y la Academia Paraguaya de la Lengua emite un informe linguístico sobre el artículo "NO a las mentiras" en el que concluye que en el mismo no hay una acusación directa contra Rafael Correa ya que tan solo se plantea la posibilidad de una acusación futura.

9 de septiembre del 2011

Los abogados de El Universo exhiben dos sentencias redactadas por Vera cuando actuó como conjuez de la III Sala de lo Penal y que también fueron escritas con el programa ilegal Chucky Seven.

13 de septiembre del 2011

El Consejo de la Judicatura Transitorio suspende por 90 días a cuatro funcionarios judiciales por haber acatado la orden judicial para que se realice el análisis técnico del disco duro del Juzgado XV. Según el Consejo, la sanción se debe a que los acontecimientos que “son de conocimiento público” generaron “una imagen negativa de la función judicial”.

15 de septiembre del 2011

Alrededor de las 6 de la mañana el presidente Rafael Correa anuncia a través de su cuenta en Twitter que "han puesto audiencia caso Diario El Universo para mañana viernes". Hasta ese momento, los jueces no habían notificado de la convocatoria a ninguna de las partes.

16 de septiembre del 2011

Se instala la audiencia de segunda instancia en el caso El Universo en un edificio tomado por soldados con uniforme de combate y armas de guerra. Emilio Palacio y sus abogados no concurren para no avalar una diligencia ilegal. Cuando los abogados de El Universo solicitan que se permita la transmisión de la audiencia por los medios de comunicación, el juez Freire se dirige a Correa y le pregunta “¿Qué opina usted, señor presidente?”. Correa responde “Por mí, que todo el mundo pueda transmitir”, ante lo cual se concede la autorización. Al concluir, el presidente de la sala anuncia que el fallo se dará a conocer el jueves de la semana siguiente. Correa exige que los jueces adelanten su decisión porque ese jueves tiene previsto viajar a Estados Unidos.

17 de septiembre del 2011

Acogiendo el pedido de Rafael Correa Delgado, los jueces adelantan la convocatoria para anunciar el fallo contra Emilio Palacio y El Universo para el martes 20 de septiembre. 

20 de septiembre del 2011

La Segunda Sala Penal ratifica la sentencia de primera instancia. El juez Guillermo Freire salva su voto, absolviendo a los directivos de El Universo y a la compañía anónima, pero ratificando la condena contra Emilio Palacio. Ese mismo día el presidente Rafael Correa anuncia que desistirá de su querella contra El Universo si sus directivos piden disculpas y reconocen que hubo injurias en la columna de Emilio Palacio. "Si reconocen su error y piden disculpas al país y se comprometen a ser más serios, más profesionales y éticos en su labor de informar, podemos hablar de cualquier sobreseimiento", dijo Correa. El anuncio no incluye a Palacio, que quedaría fuera del perdón condicionado.

26 de septiembre del 2011

Paredes no acude a la Fiscalía del Guayas a declarar en la investigación en su contra. Justifica su inasistencia por “calamidad doméstica” de su defensor.

28 de septiembre del 2011

El fiscal Gagliardo inspecciona el despacho del Juzgado Décimo Quinto y constata que allí no hay ningún escáner.

5 de octubre del 2011

Los abogados de El Universo entregan a la Fiscalía del Guayas varios boletines de prensa enviados desde la oficina de los abogados Vera a los medios de comunicación, que también fueron redactados con la versión ilegal de Windows Chucky Seven. Ese mismo día diario El Mundo de España informa que el jurado de sus Premios Internacionales resolvió otorgar una mención especial por la situación de la prensa en Ecuador personificada en el ex columnista de El Universo Emilio Palacio.

6 de octubre del 2011

La Segunda Sala de lo Penal del Guayas acepta los recursos de casación presentados por diario El Universo y sus directivos pero se lo niega a Emilio Palacio con el argumento de que, en su caso, la sentencia de primera instancia quedó ejecutoriada una vez que ni el acusado ni sus abogados concurrieron a la audiencia del 16 de septiembre.

7 de octubre del 2011

Rafael Correa declara que no pedirá la extradición de Emilio Palacio, agregando: “Que se quede en Miami con todos los fugitivos de la justicia ecuatoriana”. En realidad la legislación norteamericana no permitiría la extradición ya que dicho país no reconoce la injuria como delito.

10 de octubre del 2011

La Segunda Sala de lo Penal del Guayas acepta el recurso de hecho presentado por los abogados de Emilio Palacio, con lo cual todo el proceso jurídico será enviado a la Corte Nacional de Justicia en Quito. Los jueces del Guayas explican en su escrito que adoptan esa decisión “con el objeto de que no se piense que se quiere angustiar a la defensa o de alguna parcialidad de este tribunal”.

12 de octubre del 2011

El Juzgado Tercero Penal del Guayas inicia el trámite de la demanda por injuria calumniosa grave que interpuso Enrique Arosemena, gerente general del canal estatal EcuadorTV contra Emilio Palacio. Según la acusación, Palacio dijo que EcuadorTV es parte de la "maquinaria propagandística del gobierno, dedicada a insultar y vejar a los ciudadanos".

24 de octubre del 2011

Diario El Universo y los hermanos Pérez se unen a Emilio Palacio para presentar una segunda queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la violación a sus derechos.

11 de noviembre del 2011

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos da diez días al estado ecuatoriano para que fundamente la condena contra Palacio, los directivos del diario y la compañía anónima El Universo.

28 de diciembre del 2011

La Segunda Sala de Garantías Penales de la Corte Nacional de Justicia niega el recurso de hecho presentado por el ex editor de Opinión de El Universo Emilio Palacio, que le hubiese permitido el derecho a casación, dentro de la querella que le sigue el presidente de la república, Rafael Correa, por supuestas injurias.

23 de enero del 2012

The New York Time describe la demanda de Rafael Correa contra Emilio Palacio y diario El Universo como "Un asalto a la democracia".

26 de enero de 2012

Toman posesión los jueces de la nueva Corte Nacional de Justicia.

8 de febrero de 2012

Emilio Palacio solicita asilo político en Estados Unidos.

14 de febrero de 2012

La magistrada Mónica Encalada dice en una declaración ante la Fiscalía que el juez Juan Paredes, que firmó el fallo de primera instancia, le reveló que su autor real era el abogado de Correa. También le dijo, según ella, que ese letrado ofrecía dinero al magistrado que se encargara del caso.

16 de febrero de 2012

Tras una audiencia de más de 13 horas, la Corte Nacional de Justicia confirma la condena al pago de 30 millones de dólares y tres años de cárcel para cada uno de los condenados. La Compañía Anónima El Universo es condenada a pagar otros 10 millones de dólares. El mismo día, el gobierno de Panamá informa que ha concedido el asilo a Carlos Pérez Barriga, director de El Universo, que se asila en la embajada de ese país en Quito.

17 de febrero del 2012

Diario El País, de España, advierte en su editorial "Correa contra la prensa" que la condena contra El Universo, los hermanos Pérez y Emilio Palacio es "un grave atentado contra la libertad de expresión.

21 de febrero del 2012

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos emite medidas cautelares para Emilio Palacio y Carlos, César y Nicolás Pérez. Solicita al gobierno ecuatoriano que suspenda de inmediato los efectos de la sentencia.

22 de febrero del 2012

Los periódicos colombianos afiliados a la Asociación Colombiana de Editores de Diarios y Medios Informativos (Andiarios) reproducen la columna de Emilio Palacio "No a las mentiras". En días siguientes, los diarios del Grupo de las Américas y varios otros rotativos siguen el ejemplo.

25 de febrero del 2012

El Centro Carter divulga un comunicado de 25 ex presidentes y líderes políticos que expresan su alarma y preocupación por la sentencia contra Emilio Palacio, los directivos de El Universo y el diario. Ese mismo día, William Ostick, portavoz del Departamento de Estado, declara que “este caso suscita profundas interrogantes sobre la libertad de expresión en Ecuador”.

26 de febrero del 2012

A través de un manifiesto publicado en El País de España, alrededor de 140 escritores de Europa y América Latina, encabezados por Fernando Savater, manifiestan su repudio a las condenas contra Palacio, los directivos de El Universo y los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, autores del libro El gran hermano.

27 de febrero del 2012

El presidente ecuatoriano Rafael Correa anuncia que ha resuelto “perdonar a los acusados, concediéndoles la remisión de las condenas que merecidamente recibieron”. Agrega que también retirará su demanda contra Juan Carlos Calderón y Christian Zurita.

28 de febrero del 2012

La Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia da trámite al escrito del presidente Rafael Correa en el que se incluye el perdón para los condenados.

7 de marzo del 2012

La CIDH le da un plazo de dos meses al gobierno del Ecuador para que presente sus observaciones a la petición planteada por Palacio y los hermanos Pérez.

17 de agosto del 2012

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos aprueba la concesión del asilo indefinido para Emilio Palacio, su esposa y sus dos hijos.

19 de octubre del 2012

Diario El Mundo de España anuncia que
el periodista norteamericano Gay Talese y Emilio Palacio son los acreedores de los Premios Internacionales de Periodismo El Mundo 2012. La ceremonia se realizará en Cádiz en diciembre.


Noviembre del 2012

Youtube elimina del canal de Emilio Palacio el documental “Retrato de un Padre de la Patria”, del periodista colombiano Santiago Villa, luego de que el estudio jurídico Ares Rights y su cliente, el canal de televisión estatal EcuadorTV, reclaman poseer los derechos de autor de dos imágenes del presidente Rafael Correa que se muestran en el documental. En las semanas y meses siguientes, Ares Rights continúa acusando a Palacio de violar los derechos de autor del canal de televisión estatal por otros videos, hasta que finalmente, en diciembre, Youtube clausura el canal del periodista.

28 de diciembre del 2012

El diario del gobierno El Ciudadano publica un "suplemento especial" en el que dedica la página 2 a “La paranoia de Emilio”. Allí califican al periodista de “pájaro suelto judicialmente etiquetado” y transcriben una supuesta entrevista llena de injurias.

23 de enero del 2013

Andes, la agencia de noticias del gobierno ecuatoriano, reproduce el acta de finiquito entre Emilio Palacio y diario El Universo (un documento legal de carácter privado y reservado) como supuesta demostración de que recibió “un pago encubierto” para “insultar al presidente Rafael Correa”.

29 de junio del 2013

Emilio Palacio ingresa al Aeropuerto Internacional para verificar la información de que la esposa del presidente Rafael Correa llegará a Estados Unidos de vacaciones, justo en momentos en que el primer mandatario del Ecuador acaba de ofrecer asilo político a Edward Snowden. Mientras el periodista observa a distancia a los viajeros internacionales, el cónsul general del Ecuador en Miami Eduardo Ribadeneira lo ataca por la espalda, golpeándolo y arrojándolo al piso.

Octubre del 2013

Vimeo elimina del canal de Emilio Palacio el documental “Correa vuelve a meter la mano”, que denuncia cómo el gobierno ecuatoriano miente sobre la contaminación petrolera en la selva ecuatoriana. De nuevo el reclamo contra el video lo presenta el estudio jurídico Ares Rights, pero esta vez en representación del abogado norteamericano Steven R. Donziger. 

Una persecución de nueve años

¿Cambio total?

El mes de julio del año 1969 publiqué en la revista Nosotros de los estudiantes del Colegio Cristóbal Colón de Guayaquil mi primer artículo periodístico. Yo tenía 15 años, el hombre estaba por llegar a la Luna, la Rusia comunista había invadido Checoslovaquia y centenares de miles de vietnamitas morían incinerados por el napalm de Estados Unidos de América. En esa misma edición publicaron artículos el ex presidente del Ecuador Abdalá Bucaram y el ex vicepresidente Alberto Dahik, entre otros. Éramos una nueva generación que comenzaba a reflexionar sobre la demencia de nuestra especie. Si pudiese, cambiaría una palabra aquí y quitaría otra allá (hoy valoro más los métodos pacíficos y estoy menos dispuesto a dar mi vida, porque la vida así me lo enseñó). Pero aun sin esas modificaciones, que no me atreví a hacer, lo suscribo con el mismo entusiasmo de entonces.

Mi vida en 850 palabras

Mi primer artículo

Una persecución de 9 años

JUVENTUD REBELDE, ESTUDIANTES INCONFORMES, jóvenes revolucionarios, ¿cómo llamar a este artículo para que sea atrayente?, ¿para que lo lean?, y también, ¿por qué no decirlo, para que no asuste ni al director ni al consejero? No debería importar este detalle, no debería hacerme dudar ni por un momento y, sin embargo, el temor me hace pensar. Me acuerdo de la tarde del día jueves 5 de junio, en la que un pequeño, pequeñísimo grupo de estudiantes decidimos, tal vez por molestar, tal vez por gastar la paciencia, gritar todos a coro: ¡Huelga! ¡Huelga!

Esta manifestación de rebeldía pasó inadvertida para la gran mayoría de alumnos, mas no para dos sacerdotes. El segundo, no sabiendo qué actitud tomar, resolvió coger a cinco de los veinte o treinta de entre los que allí nos hallábamos y enviarnos a la dirección para que se nos impusiera un castigo. Nos iban a enviar a la casa por el resto del día, pues también en nuestro colegio un grupo de alumnos había decidido rebelarse en la forma más común que conocen: gritando “huelga”. Es por esto que tengo miedo, ¿cómo no se puede tenerlo cuando se confunde la lógica rebeldía e inconformidad juvenil con la conducta, que no es otra cosa que la habilidad de los alumnos para disfrazar sus travesuras? Como supongo que se entenderá mal el término que uso de rebeldía e inconformidad juvenil, paso a explicarlo, siendo este, en realidad, el tema de mi artículo.

Desde hace algunos meses se vienen suscitando acontecimientos protagonizados por jóvenes, no solo estudiantes sino también sacerdotes, que muestran muy a las claras el descontento reinante en el mundo moderno. ¿A qué se deben? ¿Qué causas los originan? ¿Es que no hay un solo joven que esté de acuerdo con los sistemas imperantes? ¿Es que el hombre ha fracasado en su tarea de hacer un mundo libre y justo para sus hermanos? Si no, ¿por qué mueren y se inmolan tantos jóvenes por las llamadas “causas perdidas”? ¿Por qué no aceptan la sociedad actual tal y como es y tienen así una existencia tranquila y prefieren pasar encerrados en la universidad, o metidos en la montaña, o ser baleados por la policía? Se han dado muchas causas: causas sociológicas, causas psicológicas, causas políticas; se ha dicho que hay falta de encauzamiento de la vigorosidad juvenil, se ha dicho que hay mucha influencia de Marte y de los rayos cósmicos, y sin embargo, hay un solo motivo y no fue dado por los jóvenes sino por los adultos, y este es el deseo de cambiar todos los sistemas existentes que encaminan al mundo a su destrucción; sistemas no solo socioeconómicos (comunismo, capitalismo) sino también morales, religiosos, políticos y filosóficos, es decir, eliminar un factor común: lo caduco.

“Eso es algo precipitado”, me dirán algunos, “hay cosas buenas”. ¿Qué?, les pregunto yo. ¿Qué puede ser bueno mientras existan los suburbios? ¿Qué puede ser bueno mientras existan mujeres que venden su cuerpo para poder comer? ¿Qué puede ser bueno mientras hay quien se sienta en tronos de oro y hay quien no tiene en dónde sentarse? ¿Qué puede ser bueno mientras existan trabas para que los faltos de medios económicos no ingresen a la universidad? ¿Qué puede ser bueno mientras se masacren estudiantes y no se alce una voz que los defienda? ¿Qué puede ser bueno mientras exista un país dividido como Alemania o Corea? ¿Qué puede ser bueno mientras se subyugue un país como Checoslovaquia y se quiere hacer lo mismo con Vietnam?

Hay cosas buenas, efectivamente, pero podrían ser mejores, y no es nuestro deseo el sentarnos a esperar a que con una labor conjunta y pacífica alcancemos poco a poco nuestros ideales. Queremos cambiarla ahora, en este mismo instante. La labor conjunta no debe tener otro fin que el de lograr que con una acción decidida y violenta cambiemos todos los sistemas imperantes. “Eso es anarquismo, subversión”, me dirán; nosotros no le hemos puesto nombre, si ustedes lo quieren hacer, háganlo, no nos importa. Seremos anarquistas, subversivos, rebeldes, vagos, si así conseguimos lo que deseamos, un mundo con algo más de justicia, algo más de amor, y sobre todo, con algo más de libertad; libertad que nos hace mucha falta, libertad para así no tener miedo al consejero, libertad para ser izquierdista o derechista, libertad para hablar o callar, libertad para gritar ¡huelga!, ¡huelga! en el momento en que mi corazón y mi conciencia de joven me dicen que debo hacerlo.

“¡Huelga! ¡Huelga!”, al principio dije “quizás lo hacíamos por molestar, quizás por gastar la paciencia”, mas no era por eso, era porque nos sentíamos, y nos sentimos aún, descontentos, inconformes. Desde niños nuestro corazón nos ha dicho que hagamos bulla. Echamos papeles al aire en el momento en que el maestro se da la vuelta, gritamos, hacemos ruidos molestos, con el pie, con la pluma, con la regla, y creemos que es por molestar, por fastidiar, sin darnos cuenta nosotros mismos que es nuestro llamado corazón de jóvenes, nuestra llamada conciencia, la que nos grita que debemos gritar, pues callar es una forma de consentir con lo que sucede.

​​Mas no debe ser así; no debemos malgastar nuestro ímpetu en esta lucha irreal, debemos guardarlo para la lucha final, lucha inspirada un poco en Cristo cuando nos dijo: “No penséis que vine a traer paz sobre la Tierra: no vine a traer paz sino espada”, lucha decisiva, cercana, en la que moriremos si es necesario, por construir un mundo mejor.

Mi primer artículo

Mi vida en 850 palabras 

NACÍ HACE 60 AÑOS EN LA CIUDAD DE GUAYAQUIL. El Ecuador de entonces era un país muy pobre que no había descubierto aún sus reservas de petróleo. En mi casa se cocinaba con carbón vegetal, nos bañábamos con agua fría para ahorrar electricidad y no teníamos televisión ni teléfono.  Pero mi madre trabajó toda su vida como una condenada y gracias a ella supe que las personas pueden progresar. (En realidad me enseñó muchísimo más, pero necesitaría una cantidad inmensa de palabras para contárselos). 

Cuando concluí el bachillerato, en el salesiano Colegio Cristóbal Colón, ya éramos una familia de clase media relativamente establecida.  Ingresé a la facultad de Economía de la Universidad estatal de Guayaquil, pero no concluí la carrera. No soportaba la mediocridad de varios de sus profesores -de izquierda o derecha, que en eso no mostraron grandes diferencias-, pero además necesitaba trabajar, así que ingresé a diario Expreso como corrector de cables. Los periódicos del Ecuador en esa época todavía se levantaban con linotipo. 

Para entonces me identificaba con el socialismo con democracia. Mi héroe era León Trotsky, el revolucionario ruso que -más allá de los errores que hoy le atribuyo- se opuso al totalitarismo de Jose Stalin. Comunistas, maoístas y admiradores de Castro me tildaban de enemigo del pueblo por mis feroces criticas a los totalitarismos. 

Participé en la vida interna de los sindicatos y organizaciones de campesinos como periodista, educador y organizador. La dictadura militar me metió por unos días en la cárcel.

Fundé un grupo político que levantó la tesis del socialismo con democracia, aunque nunca pasamos del medio centenar de integrantes. No había descubierto todavía que no ostento ninguna de las cualidades que hacen al gran líder político, y que lo único que sé hacer, bien o mal, es periodismo. 

Hice de todo para ganarme la vida y ganar experiencia. Vendí cajas fuertes y máquinas de escribir, fui maestro, sumaba cheques en un banco, imprimí papelería de oficina y reproducciones de arte y, por supuesto, no abandoné nunca el periodismo, no sólo en la prensa escrita sino además en radio y televisión. 

​Nuestro grupo se vinculó a una corriente internacional. Eso me llevó a viajar por America y Europa como corresponsal. Viví en diferentes períodos en Lima, Bogotá, México, Barcelona y Buenos Aires.  En Argentina permanecí algún tiempo. Aprendí a asar carne, a adorar el tango y, sobre todo, maduré mis ideas. Mi ruptura con la izquierda, y en general con todas las ideologías, era inminente. Hoy no me considero ni de izquierda ni de derecha. Mis creencias actuales son muy simples: Creo en la búsqueda de la verdad por sobre todas las cosas, sin importar a quién le duela. Creo que el fin justifica los medios pero que, al mismo tiempo e indisolublemente, los medios deben justificar el fin. Creo que la historia de la humanidad es la historia de la lucha entre grupos, clases e individuos, unos por ampliar la democracia y otros por restringirla. Creo que el estado y el mercado son necesarios pero peligrosos, por lo que es indispensable construir mecanismos para regularlos. Detesto a los salvadores, a los jefes supremos y a los infalibles. Creo que la verdad no es patrimonio de nadie sino una obra colectiva. Creo que la vida es bella y merece ser vivida, pero solo tiene sentido si, al despedirnos para siempre, en algo hemos contribuido para que las nuevas generaciones la disfruten mejor. 

Volví a mi país justo cuando estaba por comenzar el ciclo horroroso de varios bancos quebrados, tres presidentes destituidos, el estallido de la inflación y la dolarización. Diario Expreso me abrió una vez más sus puertas, aunque casi de inmediato pasé a El Universo, donde al poco tiempo fui ascendido a editor de Opinión. 

Por esos días además encontré por fin a la mujer de mi vida y me casé con ella. 

Mis artículos se publicaban por primera vez en un diario de gran tiraje, y para bien o para mal, provocaban las reacciones más encontradas. Un sector de la derecha política y ciertos banqueros le exigieron al diario que me despida. El momento de mayor tensión fue cuando la Corte Suprema de Justicia sesionó para decidir si me llevaba a juicio por haber denunciado la corrupción del salvataje bancario en la función judicial.  No lo consiguieron. El diario y los lectores me respaldaron, y pasé la prueba. 

Casi por los mismos días nació mi segundo hijo. No podía haber un hombre más feliz sobre la tierra. 

Pero el año 2005, Alfredo Palacio González, mi hermano mayor por parte de padre, se convirtió en presidente de la Republica. Un joven desconocido, Rafael Correa, asumió la cartera de Finanzas, y ese mismo día hizo declaraciones imprudentes que atemorizaron a la gente.  Entonces, como en las tragedias griegas, en la cúspide de mi carrera, cometí un desliz, un error que en ese momento pudo parecer insignificante. Publique un articulito llamándole la atención al novel ministro, para que tenga más cuidado al hablar. 

No sabía, en ese instante, que unos años después, por ese articulito, acabaría en el exilio.

​Miami, 18 de abril del 2014